Canita

4.3%
Porcentaje de Alcohol
330 ml
Cerveza Tipo Lager
agua
Agua

De baja dureza y alcalinidad, así como los niveles de sodio, cloruro y sulfatos, le dan un perfil general blando, logrando en el macerado un PH óptimo con el solo uso de maltas base. La escasez de sulfato equilibra el amargor y realza el aroma de los lúpulos.

lupulos2
Lúpulo

Sus flores son convenientemente secas, para extraer la lupulina, esencial que aporta el sabor amargo y el aroma característicos de la cerveza.

marrta
Malta

Con un sabor delicado y apacible son las encargadas de aportar cuerpo palatabilidad, estabilidad de espuma, entre otras cualidades.

Canita

En la parte oriental de la isla de Santo Domingo, existe un lugar llamado Higüey, que para los primeros habitantes de la isla, los taínos, significaba “lugar donde nace el sol”. Este cacicazgo estaba bañado por las aguas donde se unen el Océano Atlántico y el Mar Caribe. Allí los lugareños precolombinos, los indígenas, tenían una vida simple y calmada, solo que una vez al año estos tenían una gran celebración dedicada a su diosa llamada Atabeira, quien se denominaba la Madre Piedra Original, de donde descendían todo los hombres.

 

Esta celebración iniciaba con los primeros rayos del sol y continuaba hasta la siguiente salida de nuestro gran cuerpo celeste. En medio de esta gran fiesta, los taínos brindaban con un con una especie de brebaje que denominaban “Canita” en alegoría a la planta más abundante en las costas de la zona y de donde se extraía este preciado néctar.

 

La cana era el principal fuente de materia prima para la construcción en Higúey, por su abundancia y fácil adquisición. Además, los taínos de esa zona veían a la cana como un elemento enviado por Atabeira, y su líquido era el “Néctar de los Dioses”. Por tal razón, este siempre estaba presente en sus celebraciones.

 

Al momento de llegar los conquistadores a esta zona se percataron de este ritual, el cual fue asumido por ellos y ha perdurado hasta hoy en día como parte de la costumbre local en esta región.

 

Canita sigue siendo parte del festejo, celebración y alegría de los lugareños.